martes, 19 de junio de 2012

JJ Campagnuolo en Desde mi Caldero



 

“Reza para que no te odie con la misma ceguera con la que te amé”

¿Qué decir de esta novela que ya no se haya dicho? Antes de leerla conocía las opiniones de muchos lectores y cuando al fin pude tenerla entre mis manos tenía muchas expectativas, lo bueno es que todas se superaron.

ÁNGELES IBIRIKA es una autora que lleva el amor a un extremo que nunca me había planteado. Sus personajes son tan humanos que nunca los verás actuar de manera estereotipada sino que asumen comportamientos según la personalidad que les ha tocado.

Así encontramos a un Mikel Arteaga, un artista, soñador, romántico y amante de la vida que un día encontró el amor de su vida de forma “casual”, y sin pensarlo dos veces se entregó en cuerpo y alma a una relación que lo atrapó desde el primer instante. Y a Ane Zabalegui, una policía con un alto sentido de la responsabilidad, cariñosa, leal y dedicada, quién terminó enamorándose del hombre que debía vigilar. 

La novela comienza cuando Mikel sale de la cárcel después de pasar cuatro años tras las rejas. Aún no está completamente libre, pero está dispuesto a liberar su alma del odio que lo ha agobiado cada segundo de su existencia. La mujer que amaba lo traicionó y colaboró para que terminara encerrado en ese infierno. Perdió a su hermano menor por ese hecho, perdió su vida, sus amigos, sus sueños y sus logros, todo se le fue en una misma tarde, incluso las esperanzas que había puesto en ese profundo amor. 

Su único propósito es vengarse y movido por esa finalidad es que actúa. En la novela romántica solemos encontrar protagonistas golpeados, traumatizados, torturados, que sin embargo suelen ablandarse cuando se encuentran con el amor de su vida. Aquí no, la presencia de Ane endurece aún más a Mikel y lo hace actuar de forma brusca y poco sentimental frente a ella. Se muere de amor, pero el encierro, las pérdidas, la rabia y el dolor lo ciegan. Muchos critican su actitud, pero ¿qué esperan de un hombre que ha pasado por tanta angustia?

Por otro lado está Ane, quien también terminó afectada por aquellos sucesos, hasta el punto de transformar su vida casi por completo. Al encontrarse a Mikel se le despierta la emoción, nunca dejó de amarlo ni mucho menos dejó de sentirse arrepentida por no haberlo ayudado antes de tiempo. Acepta con sumisión su trato (actitud criticada por muchos), pero yo continúo, ¿qué se espera de una mujer que fue policía y sabe cómo afecta la prisión en la mente del convicto? Además, LO AMA, y en cierto modo quiere ayudarlo a descargar su pena y superarla. Y su pena es ELLA.

ÁNGELES trabaja la historia de forma sublime, al principio pareciera un poco lenta, ya que los personajes se van adaptando a la nueva situación, pero llega un punto en que la rapidez aumenta y te adsorbe como si fuera un torbellino. Yo pensé que leería una hermosa novela romántica cargada de sentimentalismo, como todos la describían, pero no fue así, aquí además uno se encuentra con una intriga bien llevada y acción en buenas dosis. Cada capítulo aporta una pista que nos ayuda a entender por qué sucedió lo que sucedió y cómo terminarán las cosas. La autora se vale mucho de los saltos en el tiempo, donde los personajes recuerdan lo sucedido hace cuatro años mientras viven su día a día. Es como si tuviéramos que armar dos rompecabezas al mismo tiempo. Incluso, el escenario utilizado le aporta más crudeza a la historia. No porque sea Bilbao, sino porque la desarrolla durante un crudo invierno que pretende enfriar el ardor de los sentimientos que se desbordan entre los protagonistas. Para mí fue MAGISTRAL. 

ANTES Y DESPUÉS DE ODIARTE es una historia preciosa, entretenida, con un trasfondo interesante, con personajes secundarios necesarios que también logran despertar sentimientos de rabia y amor en el lector, definitivamente se merece todos los premios y las alabanzas que ha recibido.

martes, 10 de abril de 2012

Kiara, en Placeres en la oscuridad

Kiara, en Placeres en la oscuridad

Opinión personal:

No conocía este libro y decidí leerlo ya que me lo habían recomendado varias veces. Cuando empecé con él ni siquiera conocía el argumento, lo único que sabía era que se trataba de una novela romántica ambientada en nuestros días.

El argumento me ha parecido muy interesante, se trata de una novela que, pese a que no pertenece al género de la acción o del suspense, tiene dosis de ambos. Aunque lo que predomina desde el primer momento son los sentimientos de recor, furia, frustración y el deseo de venganza que se desprenden del protagonista masculino, Mikel.

Desde el punto de vista de los personajes que aparecen, tengo que reconocer que están muy bien trabajados, son tan simples y tan complejos como cualquier persona que podamos conocer, con sus miedos, sus ilusiones, sus secretos y sus propias tragedias personales, las cuales intentan superar de mejor forma que conocen. Si los personajes secundarios se hacen interesantes y entrañables, los principales te dejan enganchados con cada palabra y cada situación que viven. En el fondo son dos almas atormentadas y perseguidas por las acciones que trancurrieron en su pasado.

El inicio de la historia arranca con la obtención del segundo grado de Mikel. Durante las primeras páginas, el lector se encuentra "desubicado" dentro de la propia historia ya que no se dan a conocer las circunstancias por las que el protagonista se vio obligado a ingresar en prisión. Desde este instante se deja patente el odio y el recor que profesa a una mujer, a la cual culpa de haber sido detenido por la policía 4 años antes y de haber causado la ruina de su vida.

A medida que se avanza a través de la trama del libro, se van conociendo detalles del pasado de los protagonistas principales que permite conocer y comprender los sentimientos de ambos. Sin duda, el lector se pone en la piel de Mikel y en la de Ane y sufre, rie y se ilusiona a la vez que ellos. La trama resulta tan adictiva que por un lado deseas conocer el final de los dos y por otro no quieres que acabe nunca.

Personalmente conocía a la autora pero nunca había tenido la oportunidad de leer nada de ella. Su estilo de escritura es fresco, lo cual es de agradecer dentro del género de la novela romántica donde casi todo ya está inventado y muchas veces lees lo mismo en diferentes autoras. La historia es muy interesante y el ritmo con el que se desarrolla es más que adecuado, describiendo y narrando las situaciones de una forma tan acertada que el lector puede recrear la situación en su mente, evitando caer errores como en las descripciones largas y pesadas. Respecto a las escenas de sexo, quiero recalcar que es otro punto acertado por parte de Ibirika, el libro es básicamente de amor, pero desde el punto de vista del amor tierno, del amor romántico, de ese amor que cuando miras a la personas a la que amas y ves que es tu mundo, tu estómago siente mariposas. Las escenas sexuales han sido narradas de tal punto que son breves, intensas y te dejan un buen sabor de boca. Está claro que hay pasión pero sin morbo y sin descripciones muy detalladas.

Por otro lado, quiero mencionar que las frases que le dedica Mikel a Ane son simplemente preciosas, se nota que lo que siente es amor puro, adoración, una total entrega por la mujer a la que ama, aunque sin caer en la cursileria.

Quizá lo único que eché de menos fue lo que sucedió finalmente con los personajes secundarios. Dudo que haya una segunda parte que lo aclare, lo cual aplaudo, pero sí que hubiera resultado interesante saber qué pasó con ellos.

Es una gran historia de amor y de pasión, con una buena parte de acción y de suspense donde dos personas que se amaban con toda su alma se vieron separadas y obligadas a afrontar su pasado para poder continuar con su futuro.

Un libro más que recomendable, un libro imprescindible, de los que no te cansas de leer, de esos pocos cuya historia de amor se graba en el corazón. Es de esa clase de libros que merece la pena leer y releer despacio, sin prisas, disfrutando cada palabra.

Consejo:

Tanto por el desarrollo de la historia como por los diálogos de los personajes en algunas ocasiones, recomiendo tener a mano una caja de cleenex porque es difícil no emocionarse.

Puntuación:

Desde el punto de vista de la historia, de los personajes y de la forma de escribir de la autora no puedo darle al libro una puntuación menor de 9.75. Si no le doy el 10 es simplemente porque me hubiera faltado conocer el desenlace de los personajes secundarios.

domingo, 11 de marzo de 2012

Hada Fitipaldi en Besos Voraces



Como bien dice la sinopsis, Mikel sale de la cárcel al comienzo del libro, después de cuatro largos años de encierro. Un encarcelamiento que ha conseguido cambiarlo, y matar un poco todo lo que era; pero que sobre todo ha hecho crecer en su interior un sentimiento de venganza hacia la culpable de sus años en prisión. La mujer que le consiguió robar el corazón, ahora solo es merecedora de un odio atroz por su parte, por destrozar sus sueños y por causar la muerte de la única persona de su familia que le quedaba.

Mikel no dudará en trazar un minucioso plan para hundir la vida de Ane. Aunque no es capaz de mantenerse alejado de ella, y su ansia de venganza puede más que él, queriendo ver como la hunde desde cerca. Lo que no sabe Mikel es que los últimos cuatro años de Ane tampoco han sido un camino de rosas. Y lo que aún menos sospecha, es que hay sentimientos tan fuertes, que ni el odio más radical puede apagar con su heladora caricia.

Compré esta novela ya que, cómo alguna vez he dicho, tengo un reto personal de leerme al menos una obra de todas las autoras españolas de romántica que me sea posible (aunque los juveniles también me tiran, ya lo sabéis). Y la verdad es que su lectura me ha resultado deliciosa. Pero os explico los motivos. Al principio me pareció que quizás la obra era de un ritmo un poco lento, pero conforme he ido avanzando en la lectura, me he dado cuenta que el ritmo tiene una cadencia pausada que es muy agradable. Es una historia que se va cociendo a fuego lento, sin hacerse pesada en ningún momento.

Ángeles tiene una buena capacidad de destripar los sentimientos de cada uno de los personajes, haciéndolos cercanos y accesibles, de forma que nos imaginamos muy bien como son. La cartera de personajes que utiliza no es muy extensa, y eso hace que cada uno de los que aparecen tenga su importancia.

Centrándonos en el protagonista, Mikel, es un hombre destruido por su estancia en prisión, por esos años sin poder saborear ni un momento de libertad. Se refugia en el tabaco para dejar su mente en blanco (un rasgo que le caracterizará mucho a lo largo de la obra), pero la intensidad de sus sentimientos no le dará tregua. Ha sido un hombre atractivo, inteligente, artista y encantador, pero ahora no sabe ver nada de eso, o más bien quiere huir de todo lo que fue, aunque todas esas cualidades siguen estando. He de destacar lo bien que la autora describe la desolación que la cárcel ha producido en el protagonista, los sentimientos desgarradores que producen la falta de libertad y el encierro, que tan bien se reflejan en Mikel.

Ane es una mujer torturada, con el corazón roto tras lo que ocurrió, y con un sentimiento de culpabilidad que le aplasta día a día. También sufre un cambio radical en su vida. Rodrigo es el amigo que acoge a Mikel cuando sale de la cárcel, y es un personaje lleno de sensibilidad y lealtad que me ha encantado. No puede evitar enamorarse de Bego, amiga íntima de Mikel, enamorada a su vez de éste, que nunca lo ha abandonado en su encarcelamiento, y que guarda la esperanza de que Mikel rehaga su vida con ella. Y por último destacaría al comisario, cuyo papel me ha gustado mucho, aunque a veces hiciera algunos actos cuestionables, pero creo que en su lugar cualquiera los habría hecho. Y Lourdes, compañera de Ane, cuya personalidad conocemos un poco menos, pero que también tiene su importancia en la obra.

Para no destripar más la novela, deciros también que los diálogos me han gustado mucho, mantienen la tensión y saben ser lo duros o sensibles que tienen que ser. Nunca desentonan en la boca de cada personaje. Y el final es estupendo.

En definitiva, una obra con un ritmo pausado y armonioso, con unos personajes muy bien delineados y cargados de sentimientos, donde el amor, el odio y la venganza se nos presentan a flor de piel, y en toda su intensidad. Con el punto justo de introspección, diálogo y desarrollo de la acción, dentro de una prosa deliciosa.

Os dejo el enlace al primer capítulo y blog de la autora pinchando AQUÍ.

¡Besicos ricuras, y gracias por pasaros!


lunes, 13 de febrero de 2012

Candy en Alea Jacta Est


Candy en Alea Jacta Est
Opinión personal

De este libro había escuchado solo alabanzas por lo que me daba miedo cogerlo, ya que cuando uno va con antelación esperando algo muy bueno suele decepcionarse, pero para mi gran sorpresa no ha sucedido lo peor, todo lo contrario, es una preciosa historia de amor.

Hay tanto amor y dolor entre los protagonistas principales que uno se siente desde un principio embrujada, un amor que dura con el tiempo, vence al odio y aun así sigue existiendo, dos almas la una para la otra.

Vas viendo como el dolor, el odio y el sentimiento de traición hace que lo primero con lo que sueña Mikel al salir de prisión, sea el ir a hundir a la que ha sido todo para él, Ane, la mujer que lo traiciono y lo hundió completamente, en lo más profundo de su alma, llenándolo para siempre en la oscuridad.

Pero también vamos viendo cómo va luchando consigo mismo, porque aunque la odia tampoco puede dejar de amarla, ella es su luz y por lo tanto su salvación si le puede dar otra oportunidad para ser feliz nuevamente, ya que la vida sin ella no existe.

Ane se siente culpable, lleva cuatro años sufriendo por lo que ella tuvo que ver en la caída y el encierro de Mikel, y no puede perdonarse así misma lo que ocurrió, pero aun así su amor es tan fuerte, tan profundo que aun el odiándola como ve los ojos de Mikel cuando la mira, sigue igualmente como antaño, amándolo.
Ellos actuaran como dos imanes, al que la vida se empeña en mover atrayéndolos le uno hacia el otro en todo momento, porque cuando el amor es verdadero no hay otra opción que luchar, y en la lucha por desenamorarte nadie vence.

¿Qué diría de esta historia?, pues que es una historia preciosa, con unos sentimientos muy humanos y con muchísima profundidad.

La autora supo atraparme en su red de sentimientos, haciéndome sentir, pena, dolor, rabia, y amor, porque con una historia así nunca quedamos fuera de sentir lo que nuestros protagonistas sienten.

¿Qué diría negativo de este libro?, pues quizás una pequeñísima cosa, que en momentos es un poco denso, muy descriptivo con los sentimientos, pero puedo entenderlo, ya que esta historia es puro sentimiento.

Hay muchas frases preciosas, frases de amor entrañables, palabras que me maravillaron por que reflejan el profundo amor que se tienen los personajes.

Los protagonistas secundarios también quiero nombrarlos ya que forman parte del libro, como son Bego, la amiga enamorada de Mikel, Rodrigo, el amigo de Mikel que siente un amor secreto por Bego de la que se ve que se va encariñando y enamorando, y Carlos, el amigo enamorado de Ane, un policía al que odiamos, pero también llegamos a entender, porque su forma de actuar es porque ama a Ane y teme perderla.

El final me ha parecido la guinda del pastel, me ha encantado, no podía ser de otra manera, por lo que aconsejo que si queréis leer una historia llena de amor y profundidad probéis a leer este libro, porque no os decepcionara.


jueves, 2 de febrero de 2012

Cristina en Leyendo Entre Horas

Cristina en Leyendo Entre Horas


Opinión personal:

Lo reconozco, soy fan de Ángeles Ibirika, algunos podréis pensar ¿pero si sólo tiene dos libros publicados?, pero no se es fan de quien mas libros escribe sino de quien mas emociones despierte, de quien consigue que cada vez que cierras su libro solo puedas pensar en volver ha abrirlo y cuando lo abres solo puedas pensar en cerrarlo para conseguir alargar la historia que tanto te está gustando.

Con Entre Sueños caí rendida a sus pies, con su formar de escribir, de trasladarte a otros lugares, con su facilidad a la hora de trasmitir las emociones escondidas en cada palabra, y por los personajes que construye y se te quedan gravados en la memoria.

Con Antes y Después de odiarte, si algún rezagado o rezagada no había aún sucumbido al poder de emocionar que tiene Ángeles Ibirika, después de leerlo no me cabe duda de que se proclamarán seguidores de ella. Por que es una novela de esas que despiertan en el lector una marea de sentimientos.

La trama puede parecer simple, es una historia de amor, traición y venganza, que esconde su complejidad en los sentimientos que expresa y es capaz de trasmitir. Donde a través de su protagonista Mikel, sentiremos como el odio y el amor, a veces son tan confusos y difusos que es fácil pasar de uno a otro e incluso confundirlos.

Cuando lees el libro, es extremadamente difícil no enamorarte de Mikel, aunque, bien es cierto, que a veces me sacaba de mis casillas.....Y es que este chico no solo es guapo, sensible, protector, cariñoso...sino que también es tremendamente cabezota. Pero siendo sincera, cuando lees las cosas tan bonitas que le dice a Ane, es imposible no suspirar, porque el corazón se acelera y una sonrisita se cuela en tu cara.

La historia fluye con rapidez, y pese a que puedas tener una idea preconcebida de por donde va a tirar la trama, te sorprendes a lo largo de la lectura con la inquietud de no saber como terminará todo lo que cada vez se pone mas negro y es que Mikel con su actitud, su odio, su amor y sus dudas logró confundirme en varios momentos (me descubrí comiéndome las uñas y regañándole en más de una ocasión).

No solo voy a destacar de la historia a los protagonistas, lo siento, pero en esta historia hay terceras personas que me han dejado con la miel en los labios, así que aquí lanzo mi pregunta a Ángeles y si lo habéis leído lo entenderéis: ¿Que pasó con Rodrigo y .......?

Para despedirme, solo me queda deciros que os animéis a leer este gran libro y os unáis a los muchos seguidores y seguidoras de esta brillante escritora, que llena nuestras horas con maravillosas historias, de esas que saben llegarte al alma y allí se instalan.

Puntuación: 5/5

Por cierto, pese a que Mikel es un hombre de los que te elevan las pulsaciones a mil por hora, sigue teniendo un lugar privilegiado en  mi corazón mi amado Jon de "Entre Sueños".